Visita en el centro cultural de Skellefteå

Miguel y Saleta

Pronto hará tres años que llevamos viviendo en Skellefteå, disfrutando de todo lo que nos ofrece esta hermosa puerta de entrada a la Laponia Sueca. Somos Miguel y Saleta, una pareja de españoles que desde el 2009 vivimos en esta ciudad. Os vamos a enseñar cómo, sin salir de esta pequeña localidad, tenemos rincones con gran encanto de los que podemos disfrutar en cualquier momento, como el que os traemos hoy.

En la zona oeste de la ciudad está el área cultural de Nordanå organizada en torno al museo y el teatro. Pero como ahora está todo nevado y hace frío, dejaremos la visita a los espacios exteriores para cuando el sol lo haya coloreado todo de nuevo. Por ahora nos quedaremos al abrigo del museo, que se encuentra en el antiguo edificio de la escuela secundaria de principios del siglo XX. Siendo Skellefteå una ciudad muy pequeña, sorprende la gran cantidad de actividad cultural y particularmente el amplio y variado contenido del museo.

Las exposiciones permanentes son de un gran valor didáctico y forman un hermoso espacio en el que perderse durante alguna oscura tarde de invierno. Podemos disfrutar de fantásticas recreaciones a escala de los modos de vida que desde la prehistoria había en la zona, principalmente centrados en la agricultura y el comercio con madera. También aprenderemos sobre la evolución en las técnicas de construcción de las viviendas, el urbanismo en la ciudad, la etnografía de la zona y la biodiversidad de los ecosistemas locales antes y ahora.

Lanthandeln  Nordanå

Además de eso, tenemos dentro del museo la sala dedicada a a Anna Nordlander (artista nativa de Skellefteå del siglo XIX), y la exposición de 150 obras donadas por la artista Sture Meijer (natural de Kåge, una villa cercana a Skellefteå). Por último, la que posiblemente sea la sala más versátil, la Skellefteå Konsthall (Galería de arte de Skellefteå), que durante nuestra última visita nos ofrecía una fantástica exposición de arte urbano de varios artistas contemporáneos.

Además de todo eso el museo alberga gran cantidad de actividades por lo que es muy probable que durante vuestra visita os encontréis con alguna agradable sorpresa. En nuestro caso fue el concierto navideño de la cantante local Saga Eserstam. Sorprendente

Así que ya sabéis, antes de adentraros en las profundidades de la Laponia Sueca podéis empezar a disfrutar de todo lo que os tiene que ofrecer la hermosa y acogedora ciudad de Skelleftea en cualquier época del año.

-Miguel y Saleta, www.blogdesuecia.es